estamos solosestamos solos

Hoy, día del Pilar y de la hispanidad, seguramente hayamos presenciado el espectáculo más lamentable y bochornoso a nivel militar de la historia de este desdichado país llamado España. Si les soy sincero ni lo he visto, acto que en el pasado solía ver con ilusión en más de una ocasión, y sí, me refiero al desfile de las fuerzas armadas españolas, fuerzas declaradas abiertamente globalistas el día de hoy y de manera oficial.

[QUÉ Ventajas Tiene Instalar Mosquiteras En Casa]

Hoy y solo hoy se ha marcado un antes y un después en “nuestro” ejército, ya que han capitulado todos al son de la agenda 2030 presidida por el mayor traidor a nuestra patria, aquel que pasea la chapita y proclama a los cuatro vientos las bondades de los caldos experimentales y el progreso divino que estamos sufriendo, y nunca mejor dicho lo de sufrir.

Sí, queridos lectores, estamos solos, hoy se ha confirmado, aunque era fácil de vislumbrar después de este año y ocho meses desde el golpe de estado mundial, que el pueblo español está solo ante la amenaza del enemigo que ha hundido y destrozado España definitivamente en cuestión de meses mientras las fuerzas armadas lo contemplaban de brazos cruzados. Nadie defiende al pueblo español, nadie defiende a España y la libertad y prosperidad de cara al futuro, todos colaboran.

No me gustaría estar en el pellejo de muchos de esos militares que han tenido que desfilar a golpe de bozal, personal en teoría preparado para morir en cualquier momento y que sin embargo han lucido tan preciosa indumentaria ¿por miedo a un virus inexistente? No, por miedo a que los expulsen de su amado cuerpo, un cuerpo de mercenarios que no vale nada porque ha perdido su razón de ser que es la de defender a España, a su pueblo, a la verdad y a la libertad, y digo que no me gustaría, porque si lo fuera haría exactamente lo mismo que he hecho de docente, abandonar mi puesto, no por huida ni cobardía, sino por integridad y por honor conmigo mismo y con el resto de la sociedad.

Hay líneas que no se pueden cruzar, hay que plantarse ante muchas cosas y esta es la mayor de todas.  ¿Qué defendéis por tanto ustedes? ¿A quién servís? Creo que ha quedado más que claro, desde luego a España no.

Es duro admitir que la cabra de la legión tiene más pelotas que el resto del ejército entero, desde luego más libre es, de eso no cabe duda. En definitiva, la mayor humillación jamás cometida ante un ejército con la colaboración de este, un ejército que ha dejado vendida a una nación entera y que no dudará en ir contra ella, al igual que policía y guardia civil, al son de una orden, porque sí amigos, lo volveré a repetir, estamos solos.

Ahora a tomarse unas birras al bar, soldaditos, que aquí no ha pasado nada.


*Un artículo de ‘Un docente disidente’

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like