José Luis Rodríguez Zapatero será recordado como uno de los peores presidentes de la historia de España, sumergiéndonos en la mayor crisis económica en décadas, de la que todavía no hemos salido. Además de crear una brecha de odio entre los españoles y revivir al grupo terrorista ETA al meterlo en las instituciones del estado, ha estado íntimamente relacionado con la masonería y ha trabajado para lograr los intereses los intereses de esta secta.

En la masonería oficial, o sea, en el Gran Oriente Español, en la Gran Logia de España, no se responde oficialmente a la cuestión de si Zapatero es masón o no. Un oficioso representante de la logia se desmarca de la responsabilidad con el ambiguo y clásico: «Nosotros somos una sociedad discreta»,  incluso ciertos y seguros integrantes de un par de logias españolas niegan con toda rotundidad que el jefe del Gobierno pertenezca a alguna de las que actualmente funcionan en España.

Admiten, no obstante, que los valores y hasta las palabras que suele utilizar Zapatero «parecen sacadas de nuestros usos lingüísticos, de nuestro propio vocabulario». (…) Pero aunque la sospecha de la adscripción masónica de Zapatero se fundamenta, sobre todo, en la tradición familiar y en su propia gestualidad y lenguaje, de la liason –ya que hablamos de francmasones– entre la pertenencia del abuelo Juan Rodríguez Lozano a la Logia Emilio Menéndez Pallarés número 15, que funcionó activamente en León hasta la llegada de las tropas de Franco, y la Fundación Sierra-Pambley, inaugurada por el nieto del capitán Lozano, no existe duda alguna.

Dado el carácter secreto de la masonería, lo que no está contrastado es que esa vinculación permanezca por medio del presidente del Gobierno. Sí sabemos, sin embargo, que unos, la fundación, y otro, Zapatero, callaron totalmente las estrechas relaciones del abuelo del jefe del Ejecutivo, que acudía todos los sábados a celebrar las tenidas masónicas en la Biblioteca Azcárate de la fundación. Una fundación que en esta etapa en que la frecuenta Rodríguez Zapatero ha prestado su sede para cobijar actos de los más radicales y furibundos elementos de la extrema izquierda, como los que pertenecen a una organización que funciona en internet denominada La Haine, la organización del odio, en puro castellano.

Zapatero se e define como ‘rojo utópico y feminista’, el porvenir dirá si las esperanzas situadas en él hacen honor a lo que dice representar o a sus apodos de Bambi o Mr. Bean. Mide 1,84, calza el 42, verosímilmente francmasón, seguidor del Barça y bebedor de Coca-Cola, lector de Borges y de poesía en general, practica la pesca y viste trajes demasiado cortos confeccionados por José María Reillo. Un hombre simple que, según Gertrudis Alcázar, su asistente personal, cree en lo que dice, ciertamente situado a la izquierda de Felipe González, conscientemente vengativo, que está por descubrir, al punto de que hasta El País del 26 de diciembre de 2004 se refiere a él como ‘el presidente enigmático'». 

Un Gran Maestre afirma en Nueva York que Zapatero pertenece a la masonería y alaba su contribución

Su nombre es Ortiz Burbano de Lara y ostenta el cargo de Venerable Maestro Responsable de la Logia Simbólica “La Fraternidad Nº 387” del valle de Nueva York. En un artículo de prensa asegura que José Luis Rodríguez Zapatero es masón. La columna apareció publicada hace unos meses en el diario La Prensa, de Nueva York, un periódico dirigido al público de habla hispana de la ciudad. La presentación del artículo en el diario la realizó el responsable de estos temas en la cabecera, Arturo Fortun. Hay que decir que Arturo Fortun es a su vez es Muy Respetado Gran Maestre-adjunto de la Gran Logia de lengua española para los Estados Unidos de Norteamérica, Oriente de Nueva York, logia fundada en 1931.

Esta institución dio vida, además, a La Unión de Estrasburgo CLIPSAS, asociación internacional de logias que presidió en su día Javier Otaola, síndico (defensor del pueblo) del Ayuntamiento de Vitoria y Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica española. Estas logias son, a su vez, miembros de la International Masonics Confederation of Grand Lodges. El artículo de Ortiz Burbano presentado por Arturo Fortun se titulaba “La masonería y sus misterios” y ofrecía una explicación sintética sobre esta organización. Para el gran maestre, se trata de “una escuela iniciática, filosófica y filantrópica que hace del hombre un mejor ser viviente en esta tierra”. “En ésta —continúa Ortiz- se rinde culto y respeto a un ser supremo como lo es Dios, que los masones lo llaman el Gran Arquitecto del Universo, ser intangible, omnisciente, omnipotente y omnipresente.

También se rinde culto al estudio, al intelecto que le dan al hombre honor, inteligencia y sentido común para el desarrollo de su pensamiento crítico y analítico”. Para Ortiz Burbano, la masonería ha tenido mucha influencia en el desarrollo del ser humano, especialmente en los Estados Unidos y América Latina. De hecho, explica Ortiz, “la mayoría de sus personajes han sido masones y han realizado grandes cambios socio-políticos en la región desde sus independencias hasta el presente con la Unión Europea”. Y añade una lista de personajes ilustres, del pasado y del presente, que entran dentro de esta categoría de masones de relieve. Entre ellos, incluye a Simón Bolívar, Jimmy Carter y “Rodríguez Zapatero de España”.

Esta mención tiene especial relevancia habida cuenta de la polémica suscitada en nuestro país meses atrás, cuando Ricardo de la Cierva aseguró haber escuchado al presidente de la Gran Logia de España, Josep Corominas i Busquetta, decir que ocho ministros del actual Gobierno son masones. De la Cierva añadió además que Zapatero formaba parte de esta organización

Zapatero, la masonería y el Expediente Royuela

En 2006, Zapatero era Presidente del gobierno por el PSOE, partido desde donde se encargaron la mayoría de los actos delictivos del Expediente Royuela. Ante la rotundidad de las pruebas que aportaba Royuela, y que básicamente se hubiesen demostrado ciertas mediante una simple comparación pericial caligráfica, Mena se vio perdido, y a pesar de todos los contactos y chantajes elaborados durante años, el asunto pintaba mal a su favor y tomó la decisión de dejar el país, poniéndose de acuerdo con sus dos colaboradores más directos, el guardia civil Ruiz, y el policía nacional Peña para que hicieran lo mismo. Incluso llegó a escribir una carta a su hija donde se despedía de ella, la carta original también obra en poder de Royuela.

Así relata el propio Alberto Royuela en su página Web la intervención de Zapatero para poner solución al conflicto de Mena:

«Una vez se vio entre la espada y la pared ante la querella del 2006 por parte de Alberto Royuela, el fiscal Mena Álvarez (Masón grado 27) no dudó en contactar con sus hermanos masones, escribiendo al presidente de la Gran Logia de España, al de la Logia de Montevideo y al mismísimo presidente Zapatero; “siempre en aras de nuestro proyecto humano y universal”. Éste último, Zapatero, miembro de la Logia Humanidades, fue quien le dio la solución ante el problema: el fiscal Mena Álvarez pasaría a jubilarse y dejar de ser aforado en el Tribunal Supremo, siendo así que dicho tribunal contestó a Alberto Royuela que Mena Álvarez ya no era aforado, rechazando la querella y dejando en el olvido todas las pruebas aportadas»

Con la mediación de Zapatero, y aplicándose su solución de jubilación de Mena es como acaba el intento de Alberto Royuela de sacar a la luz este escándalo de proporciones dantescas. En una carta con fecha de 24 de octubre de 2006, el Fiscal Mena agradece personalmente la gestión de Zapatero, que comprensiblemente debía ser uno de los más interesados en que toda la inmundicia permaneciera bajo la alfombra.

A pesar de la gravedad de los delitos que se relacionan en internet desde hace un año, con nombres, fechas, cifras y otra multitud de datos, nadie se ha querellado contra los Royuela, que están deseando que alguien les acuse, seguros de la información que atesoran y que es la prueba que puede mostrar la realidad de este apasionante caso que supera con creces a la ficción. Una de las supuestas actividades delictivas en las que la trama llegó a especializarse consistía en, mediante grandes pagos en efectivo, la eliminación de personas por parte muchas veces de familiares, para cobro de herencias, etc. Dichas muertes le eran encomendadas con frecuencia a Mena por parte de bufetes de abogados; se nombra en los documentos al bufete Arbitrium de Barcelona, con más de 50 encargos. De todo ello tienen los Royuela documentación original. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like