No podemos entender cómo puede ser posible que haya gente a estas alturas de la película, todavía, siga cayendo en las trampas que les ponen desde el gobierno central y los autonómicos. No podemos entender que después de todas las ilegalidades que han cometido, sientan que están obligados a pedir pasaporte alguno a sus clientes ya que es completamente ilegal.

Pero todavía hay gente valiente que conoce sus derechos, sus obligaciones y lo que puede y no puede hacer. Y entre esa gente valiente, que tanto escasea, nos volvemos a encontrar de nuevo con el propietario de la brasería Los Olivos de Malgrat de Mar, Manolo Fernández, conocido como ‘El hostelero insumiso’.

Fernández se ha negado a pedir el pasaporte a sus clientes porque, tal y como ha declarado en ‘Girona Noticies’, “no estoy legitimado como agente del orden público para pedir el pasaporte Covid a nadie”. Y todo eso, a pesar de que el pasado sábado tuvo la “visita” de un operativo de los Mozos de Escuadra que pretendían levantar un acta para controlar el uso de las mascarillas y del pasaporte Covid en el establecimiento.

Pero Manolo también volvió a plantar cara a los agentes: “No pudieron levantar el acta porque ejercí mi derecho. Con mi dedo acusador los acusé por incitarme a un delito como es el de pedir el pasaporte Covid: yo no estoy legitimado como agente del orden público para pedir documentación a nadie, esto está penado”.

Todo esto impidió que los agentes desplazados a su local pudieran multarle, “no pueden, es ilegal”, declaraba Manolo. Y añadía que “ejerciendo mis derechos no lo voy a hacer, ni lo hago ni tampoco lo haré”. Que los muchos vendidos cobardes que hay aprendan de este hombre.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like