MaldonadoMaldonado

En la capilla de los Talavera, integrada en la catedral vieja de Salamanca, en un principio llamada de El Salvador, y que era utilizada como sala capitular para la reunión de los canónigos del Cabildo de la Catedral, encontraron su eterno descanso los restos de Pedro Maldonado Pimentel, primo de Francisco Maldonado, ambos destacados comuneros que, aunque en diferentes fechas, fueron apresados en la batalla de Villalar (23 de abril de 1521) y después ejecutados. En la capilla también luce habitualmente el pendón que las milicias charras portaban en Villalar. Hoy se puede contemplar en la magnífica exposición que se está celebrando, en Valladolid, “Comuneros: quinientos años”, en el vestíbulo de la sede regional de las Cortes de Castilla y de León, para ser más precisos.

[Monajes Riber Top busca soldadores y cerrajeros para grandes obras en Madrid]

Maldonado

Maldonado

La construcción de la capilla catedralicia data de 1180, aproximadamente, y fue comprada por Rodrigo Arias Maldonado, abuelo de los líderes sublevados contra el rey Carlos I. También construyó la célebre Casa de las Conchas. Un hombre insigne y relevante durante el reinado de los Reyes Católicos, no en vano, junto a numerosas responsabilidades administrativas, académicas, diplomáticas y políticas, destacó siendo regidor de Salamanca, como catedrático de Vísperas de Leyes en la Universidad, y como miembro del Consejo de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón. Un hombre de grandes recursos económicos, de notable prestigio social que además era señor de Babilafuente, Ayedillo y Bezuela.

Maldonado

Maldonado

Uno de sus cinco hijos, Rodrigo Arias Maldonado (comendador de Estirama), casó con Juana de Pimentel Enríquez, padres de Pedro Maldonado Pimentel. Por parte de madre, sobrino del V conde y II duque de Benavente, IV conde de Mayorga, señor de Allariz, Milmanda y Arroyo del Puerco, adelantado mayor de León y comendador de Castrotorafe en la Orden de Santiago, Alonso Pimentel y Pacheco. Casi nada.

Los destinos de Francisco y Pedro quedaron sellados al ser destacados cabecillas salmantinos del movimiento comunero y, por ende, de la Guerra de las Comunidades (1520-1522). Francisco fue conducido al patíbulo y ajusticiado junto a Juan de Padilla y Juan Bravo, el 24 de abril de 1521. Inicialmente lo iba a ser Pedro, pero debido a la mediación de su tío, su ejecución se pospuso a la espera de un gesto de clemencia del nuevo emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos V. Fue sustituido, en el patíbulo, por su primo Francisco. La intercesión del conde-duque de Benavente, enfrentándose a sus iguales en tan postrero momento, le salvaría inicialmente la vida. Sin embargo, sólo sería cuestión de tiempo, sobre él pesaban gravísimas acusaciones de delito de Lesa Majestad.

De su custodia se ocupó inicialmente su poderoso protector. Sin embargo, sería trasladado el 20 de mayo de 1521 a la fortaleza de Simancas, mucho más segura que bajo la tutela de su mentor. Cierto es que su huída hubiera sido extremadamente fácil, pero el conde de Benavente esperaba la indulgencia y el perdón del emperador. Pero era un asunto cuasi imposible de lograr, puesto que mediante el Edicto de Worms (17 de diciembre de 1520) –dictado por Carlos V-, junto a otros doscientos sesenta comuneros, ya había sido señalado como traidor y sujeto de pena capital por lo notorio de sus actos. En aquella lista figuraba como capitán de Salamanca del movimiento comunero. Junto a sus reconocidas responsabilidades y delitos cometidos, otras razones más profundas, de trasfondo político, tenía el emperador en sus intenciones.

Maldonado

Maldonado

Su alta dignidad y apoyos familiares, ante el temor de una posible fuga, una orden formal de la Corte instaba a que el gobernador del castillo de Simancas fuese especialmente celoso en su guarda y reclusión. En 1522, en la ciudad de Palencia, era juzgado y condenado a ser degollado por el Consejo Real. Se trataba de ser coherente con lo previsto, y por agravio comparativo con el resto de los condenados. La fecha exacta de su ejecución no es muy clara, pero probablemente acaeciera el 14 de agosto de 1522.  En aquella jornada, con toda solemnidad y pedagogía intimidatoria, con el objeto de infundir temor al pueblo, fue conducido desde la fortaleza, montado en una mula y encadenado, para ser decapitado en la Plaza Mayor de Simancas. Como ocurriera en Villalar, un pregonero proclamaba a viva voz los gravísimos cargos y faltas cometidas. El brutal acto se cumplió con un cuchillo de grandes dimensiones.  De aquella escena no queda recuerdo pictórico ni memoria para la pintura historicista del s. XIX, lo que no ocurriría con los de Villalar. Una muerte sin pena ni gloria.

Sus restos, inicialmente, fueron depositados en la iglesia de El Salvador. Posteriormente, a petición de su madre, Juana Pimentel, y con la aprobación de Carlos I, serían trasladados, en marzo de 1526, de manera discreta y recogida, para evitar tumultos o desórdenes, al panteón familiar de la catedral de Salamanca. Previamente, durante la represión que siguió a la Guerra de las Comunidades, en 1523, la villa de Babilafuente, de la que era señor, con su jurisdicción, renta de pan y maravedís y otras cosas, vasallos y martiniega, fue vendida por el fisco real. El resto de sus bienes le fueron entregados a su madre. Su residencia, un palacio en la plaza de san Benito de Salamanca, fue limpiado de escudos y se cerraron ventanas. Hoy es un convento de clausura de las religiosas franciscanas bajo el título de Madre de Dios.

Pedro Maldonado Pimentel, procurador por Salamanca en las Cortes de Castilla (1518), delegado por su ciudad en la Santa Junta de Ávila (1520), jefe de las milicias de su ciudad, señor de Babilafuente, como dijera Manuel Giménez Fernández: “Se sintió más nieto de letrado que sobrino de caballero”. Sus méritos y fama fueron eclipsados en la historia por la presencia de su primo, Francisco Maldonado.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like