«Son una mafia, llevan a cabo actuaciones mafiosas», con estas palabras se refiere a Podemos José Manuel Calvente, el abogado responsable de compliance que ha sido despedido junto a su compañera Mónica Carmona, según dice “para tapar sus sobresueldos en negro”. Somos muchos los que hace ya tiempo que lo sabemos y lo denunciamos, la novedad es que ahora la etiqueta de mafiosos se la han puesto desde dentro de su propia organización y lo han hecho aportando información que acredita esa calificación. Los abogados a los que han despedido eran personal de la máxima confianza de la cúpula del partido y estaban encargados de establecer y hacer seguimiento de los procedimientos internos más adecuados para garantizar que tanto el partido como sus dirigentes cumplan con toda la normativa que les es de aplicación. Y por hacer bien su trabajo los han echado. Como hace la mafia.

Según denuncia Calvente todo saltó cuando la periodista María Jamardo de Okdiario destapó en exclusiva que la escolta de Irene Montero había sido despedida de manera improcedente tras quejarse de los abusos laborales a los que la Marquesa de Galapagar la estaba sometiendo al usarla de niñera, recadera, escolta y chófer, fuera de su jornada de trabajo y sin abonarle las horas extras correspondientes. La dirección del partido manipuló sus documentos internos para camuflar las irregularidades que a este respecto denunciaba el equipo jurídico y a partir de ahí los denunciantes fueron irremediablemente purgados de una organización que tiene tan poco apego a las normas como interés en que se sepa la verdad y los responsables paguen por sus infracciones. Como toda organización mafiosa reaccionaron despidiendo a los denunciantes y acusándolos de repente de un sobrevenido caso de acoso sexual del que no hay constancia en ningún juzgado y según denuncia Calvente «el último paso que están dando es fabricar pruebas falsas». Igual que la mafia.

En la mafia de Podemos todo es mentira, trataron de hacernos creer que los millones de euros para la financiación de sus primeras campañas les llovió del cielo cual maná que aparecía en su contabilidad oficial como cientos de miles de pequeñas donaciones anónimas que les llegaban a través de la pasarela de pago de PayPal, que casualmente no deja rastro de la procedencia de tanto dinero. Los que hayan visto la serie ‘Breaking Bad’ recordarán como su mafioso protagonista usa una campaña en la que su hijo pide donativos para pagar su tratamiento de cáncer y contrata a un hacker ruso que la utiliza para blanquear grandes cantidades de dinero que llegan mediante pequeños pagos anónimos. Luego supimos de los más de 7 millones de dólares que Chávez les había entregado para “que en España puedan crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al Gobierno bolivariano”. Pura mafia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like