El gobierno español nos adelanta la llegada de la cuarta dosis de la sustancia a la que llaman vacuna, pero aclarando que se dirige a una población de riesgo muy específica dentro de un segmento al que clasificaron como “Grupo 7”. Dicho grupo está formado por: Pacientes inmunodeprimidos, trasplantados, enfermos de cáncer, infectados por VIH y síndrome de Down”.

Deberíamos entender que como “el Estado nos cuida”, ese grupo de población puede ser más proclive a infectarse con el megamortal virus. Hasta también se puede estar de acuerdo que ese segmento tiene la salud más comprometida desde el punto de vista inmunológico. Pero si relacionamos esa noticia con la que nos brinda este periódico (13 de enero), proveniente de la Agencia Europea del Medicamento” nos encontramos con que la EMA alerta sobre los pinchazos de refuerzo al poder afectar el sistema inmune.

Queda algo de vida inteligente en este planeta?…soy solo yo el que puedo encontrar esta incongruencia?…me he vuelto tan negacionista que tengo la mente obnubilada?
Lo voy a explicar con claridad: La tercera y la cuarta dosis bautizadas como “de refuerzo”(que la EMA alerta que pueden afectar al sistema inmune) se dirigen a personas que ya tienen problemas en el sistema inmune. Que resultado se espera obtener?

Por cierto, la advertencia de la EMA no ha tenido ninguna repercusión en la prensa. Tampoco hablaron de ello los Ristos, Ana Rosas, Grisos y demás telepredicadores de esos que se dirigen a público mononeuronado. Pues si lo hubieran dicho, aunque sea con una sola neurona alguien podría preguntarse:… ¿cómo ha dicho?
A veces creo haber perdido la razón. Pero luego de refregarme los ojos extraje el siguiente texto de la “enciclopedia del holocausto”:

OCTUBRE DE 1939
HITLER AUTORIZA EL EXTERMINIO DE LOS DISCAPACITADOS
Adolf Hitler autoriza el comienzo del programa de “eutanasia”: el exterminio sistemático de aquellos alemanes a quienes los nazis consideraban “no merecedores de la vida”. La orden data del comienzo de la guerra (1 de septiembre de 1939). Al principio se les recomienda a los médicos y al personal de los hospitales que descuiden a los pacientes. Entonces, los pacientes mueren por inanición y por enfermedades. Más tarde, hay grupos de “asesores” que visitan los hospitales y deciden quién va a morir. Esos pacientes son enviados a varios centros de exterminio donde se aplica la “eutanasia” ubicados en la Gran Alemania y son asesinados con inyecciones letales.

No me hagáis mucho caso. Son simples coincidencias. Así que, considerando que soy consciente de que el origen de esa cita histórica es “United States Holocaust Museum”, y que habrá quien quiera recordármelo como “información interesada”, no es mi interés en este artículo revisar el pasado, sino analizar el presente contraponiendo  el texto con un presente que yo, hasta que alguien me explique los fines terapéuticos de estos “refuerzos”, no puedo comprender.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like